Archivo de la categoría: articulo

Sobrecogedoras fotografías sobre el trabajo infantil en el mundo que todos deberíamos ver

En la actualidad, cerca de 215 millones de niños trabajan en el mundo, muchos de ellos a tiempo completo. Estos niños y niñas no van a la escuela y no tienen tiempo para jugar. Muchos no reciben alimentación ni cuidados apropiados. Se les niega la oportunidad de ser niños. Más de la mitad de estos niños están expuestos a las peores formas de trabajo infantil como trabajo en ambientes peligrosos, esclavitud, y otras formas de trabajo forzoso, actividades ilícitas incluyendo el tráfico de drogas y prostitución, así como su participación involuntaria en los conflictos armados. En África subsahariana, aproximadamente 1 de cada 3 niños y niñas trabajan, lo que representa una cifra de 69 millones de menores de edad.

La Conferencia de Ámsterdam de 1997 sobre la lucha contra las formas más intolerables del trabajo infantil y la Conferencia Internacional de Oslo sobre el Trabajo Infantil de 1997, señalaron la atención a la urgente necesidad de una acción mundial concertada para poner fin al trabajo infantil, al instar a que se amplíe la recopilación de información, estadísticas e investigación empírica que ayudaría a informar esta acción.

En el mundo, un gran número de niños están involucrados en trabajo doméstico remunerado o no remunerado en el hogar de un tercero o empleador. Estos niños son particularmente vulnerables a la explotación. El trabajo que realizan a menudo está oculto a los ojos del público, ya que estos niños puede que se encuentren aislados o trabajen muy lejos del hogar familiar. Las historias de abuso de niños involucrados en trabajo doméstico son muy comunes.

Steve McCurry, fotógrafo comprometido con su tiempo

Steve McCurry es uno de esos fotógrafos comprometidos con su tiempo. Son famosas sus fotografías por la expresividad de las mismas, siempre poniendo al individuo al frente cogiéndole de un modo desprevenido, para que pueda “aflorar en su cara la esencia de su alma y de sus experiencias”. Conocido mundialmente como uno de los mejores “creadores de imágenes” actuales, es especialmente famoso por sus evocadoras fotografías en color. Ha sabido capturar la esencia de la lucha y la alegría humanas. Fotógrafo presente en numerosos conflictos bélicos siempre trata de reflejar las injusticias existentes en el mundo actual. Es sin duda alguna un referente en el mundo del retrato del mundo desfavorecido. McCurry se volvió mundialmente famoso por ser el autor de la fotografía La niña afgana, aparecida en la revista National Geographic en 1985 y reencontrada y vuelta a fotografiar en 2002.

En una reciente recopilación de fotografías de sus numerosos viajes de las últimas tres décadas McCurry publicó en su blog el pasado mes de mayo un conjunto de 22 instantáneas a través de las cuales pretende denunciar la vida de duro trabajo a la que son sometidos millones de niños cada año. Bajo el título “Infancia robada” nos presenta las fotografías que se incluyen en el presente post.

Aunque algunas de las fotos muestran claramente un abuso hacia los niños que trabajan para terceras partes, en otras en cambio se puede observar la que es una realidad muy habitual y normalizada de los niños ayudando a aportar ingresos en el hogar en el que viven (como es hacerse cargo del rebaño, ayudar en el oficio de sus padres, etc). Por desgracia pero, esta realidad les impide un mayor acceso a la educación, lo que podría ayudarles a tener un futuro más próspero.

FUENTE

1A

Afganistán Autor: Steve McCurry

2A

Filipinas Autor: Steve McCurry

3A

India Autor: Steve McCurry

4A

Tibet Autor: Steve McCurry

5A

India Autor: Steve McCurry

6A

Nepal Autor: Steve McCurry

7A

Niger Autor: Steve McCurry

8A

Afganistán Autor: Steve McCurry

9A

Mali Autor: Steve McCurry

10A

India Autor: Steve McCurry

11A

Nepal Autor: Steve McCurry

12A

India Autor: Steve McCurry

13A

Mali Autor: Steve McCurry

14A

Afganistán Autor: Steve McCurry

15A

India Autor: Steve McCurry

16A

Bangladesh Autor: Steve McCurry

17A

Myanmar Autor: Steve McCurry

18A

India Autor: Steve McCurry

19A

Myanmar Autor: Steve McCurry

20A

Afganistán Autor: Steve McCurry

21A

Anuncios

El niño que susurraba a los animales: Las fotografías íntimas de una madre capturan el vínculo especial de sus hijos con los animales

Estas preciosas fotografías han capturado el momento de ternura entre dos niños y los animales de una granja con los que comparten un vínculo muy especial.

Cuando Elena Shumilova, de Andreapol (Rusia), recibió su cámara profesional en el año 2012 decidió empezar a hacer fotos a sus hijos Yaroslav y Vanya.

La pareja de niños fue aceptada rápidamente por todos los animales desde que eran jovenes, ahora a medida que pasa el tiempo el vínculo entre ellos se fortalece

/home/wpcom/public_html/wp-content/blogs.dir/6c3/18111945/files/2014/12/img_7097.jpg

/home/wpcom/public_html/wp-content/blogs.dir/6c3/18111945/files/2014/12/img_7098.jpg

/home/wpcom/public_html/wp-content/blogs.dir/6c3/18111945/files/2014/12/img_7096.jpg

/home/wpcom/public_html/wp-content/blogs.dir/6c3/18111945/files/2014/12/img_7095.jpg

/home/wpcom/public_html/wp-content/blogs.dir/6c3/18111945/files/2014/12/img_7099.jpg

/home/wpcom/public_html/wp-content/blogs.dir/6c3/18111945/files/2014/12/img_7101.jpg

/home/wpcom/public_html/wp-content/blogs.dir/6c3/18111945/files/2014/12/img_7102.jpg

/home/wpcom/public_html/wp-content/blogs.dir/6c3/18111945/files/2014/12/img_7103.jpg

/home/wpcom/public_html/wp-content/blogs.dir/6c3/18111945/files/2014/12/img_7100.jpg

Fotos: Elena Shumilova

Vía


Una mujer pretende estar ebria en público y así es como reaccionan los hombres

Cuando una bella mujer, (además de ebria), pregunta por las direcciones hacia su casa, ¿Qué harías tú?

No hay forma de saber a cuantos hombres el realizador del video editó y dejó fuera de este video, pero es impresionantes ver a muchos presionar a la chica e invitarlas a su automóvil o a su casa. Mira:

Original


Ellos fueron a ver cantar un coro, pero cuando el telón se abrió se llevaron una conmovedora sorpresa

Un coro formado por 12 pacientes de cáncer que fueron víctimas del humo del cigarrillo, y que habían sido sometidos a una laringectomía, sorprendió al publico de un auditorio en Brasil que esperaba la presentación de un reconocido coro de Sao Paulo.

Escucha la voz de este coro. No fumes.

ORIGINAL


Nuevo Genocidio

ataque-gaza2

Mientras los ojos y los latidos del mundo se encuentran volcados hacia la final del Mundial de Futbol en Brasil, existen otros latidos que se apagan y otros ojos que se cierran por siempre, y no de soldados frente a soldados en una guerra, sino de civiles, hombres, mujeres y niños, familias que se sientan frente al televisor a ver un partido, o que almuerzan sin temor alguno en el corazón, sin pensar que uno de esos misiles crucero está atravesando a toda velocidad el cielo, un misil con una estrella de David dibujada en el pecho, y que va directamente desde Israel hacia esa indefensa familia Palestina que ni cuenta se da cuando todo acabó…

Yo no sé en qué momento aquellos que una vez fueron arrasados y casi exterminados por las maléficas fuerzas genocidas de Hitler, ahora cometen iguales barbaridades en contra de personas que nada tienen que ver, con gente común, que son víctimas de aquellos que, sedientos de sangre, mueven verdaderos arsenales de muerte y destrucción. Estados Unidos, como siempre, en una muestra más de hipocresía, se “solidariza” con las víctimas y acoge, protege y ayuda económica a su buen “aliado”: Israel. Los medios de comunicación abusivos y falsarios como siempre, tildan de “Ataque al Terrorismo”, ¿Acaso son Terroristas esos niños que ayer perdieron la vida?, o ¿esas madres que tuvieron que ver morir a su pequeño en brazos?

 No y mil veces No.

No existe justificación alguna para apuntar un arma a un inocente y ver teñida de rojo, una casa, una acera, una calle…

No necesitamos ser musulmanes o árabes para sentir y ver lo acontece en el mundo, y hoy en Gaza, solo requerimos ser seres humanos, sin importar religión o nacionalidad para protestar y gritar fuerte ¡Paren la masacre en Gaza!…

 

©Patricio Sarmiento Reinoso

#ParenlamasacreenGaza

#PazparaPalestina


Día Internacional de la Mujer: Madres e hijas

El 8 de marzo es el Día Internacional de la Mujer, un día para celebrar los logros sociales, políticos y económicos de las mujeres, y centrar la atención en áreas que todavía necesitan acción. En el período previo al evento, los fotógrafos de Reuters en países de todo el mundo tomaron una serie de retratos de las mujeres y sus hijas. Se pidió a cada madre decir cuál era su profesión, a qué edad terminó sus estudios, y lo que  quería ser cuando era niña. También pidieron a cada hija que indique la edad a la que terminaría la educación y lo que querían hacer en el futuro.

Rumania: Niculina Fieraru, de 39 años, con su hija Flori Gabriela Dumitrache, 13, en su habitación en la aldea de Gura Sutii, el 25 de febrero de 2014. Niculina Fieraru está desempleada y tiene dos hijos. Ella espera que su hija Gabriela Flori se convertirá en una costurera. Flori Gabriela quiere convertirse en una cantante de pop y ella espera ir a la escuela secundaria en un pueblo 23 kilometros (14 millas) de distancia, pero su familia no puede permitirse el lujo de pagar por ello. Una ONG rumana ha ofrecido una beca para hacer esto posible. (Reuters / Bogdan Cristel)

Australia: Kylie Glass, de 40 años, y su hija Abby Cristal, 12, en Caringbah, Sydney, el 18 de febrero de 2014. Kylie terminó la escuela a los 17 años y ahora tiene un trabajo de capacitación de trabajadores de cuidado de niños. Ella dice que cuando ella era pequeña, quería trabajar con niños. Kylie dice que sólo quiere que su hija sea feliz y saludable. Abby dice que le gusta algo que tenga que ver con la ciencia por lo que puede querer ser una mujer policía forense o bien hacer algo completamente diferente, como convertirse en una peluquera. (Reuters / Jason Reed) 

Mali: Oumou Ndiaye, 30, y su hija Aissata Golfa, 9, posan para una foto en su casa en Bamako, el 20 de febrero de 2014. Oumou, quien es ama de casa, no fue a la escuela. Como toda niña esperaba casarse con un hombre de negocios local. Ella espera que su hija se case con alguien de su grupo étnico cuando crezca, y que ella termine la educación antes de los 20 años de edad. Aissata dice que ella va a terminar la escuela cuando ella tenga 18 años, y espera ser una maestra cuando sea grande.(Reuters / Joe Penney) 

Inglaterra: Claire Coyne, de 43 años, con su hija Ella, 10, en su casa en Shepshed, el 1 de febrero de 2014. Claire, unas cajera de un banco en Coutts, estudió hasta los 15 años. Su ambición cuando niña era ser una maestra de Educación Física. Ella dice que no le importa en lo que se convierta su hija, mientras ella se divierta. Ella no ha pensado cuándo terminaría la educación, pero dice que tal vez le gustaría ir a la universidad. Ella no sabe cuál es el trabajo que le gustaría hacer aún, pero probablemente quiere ser  profesora de baile. (Reuters / Darren Grapas) 

Japón: Manami Miyazaki, de 39 años, y su hija Nanaha, 13, con su saxo tenor, en su casa en Tokio, el 3 de febrero de 2014. Manami, que es ama de casa, estudió hasta que cumplió 20. Su ambición era trabajar en algún lugar donde pudiera conocer a mucha gente. Ella espera que su hija forme un hogar lleno de amor y un matrimonio feliz. Ella dice que sería genial si su hija podía encontrar trabajo haciendo uso de sus habilidades e intereses. Nanaha quiere ser una diseñadora, músico o una enfermera. (Reuters / Toru Hanai) 

India: Sulochna Mohan Sawant, 23, con su hija de cinco años de edad, Shamika Sawant dentro de su casa en Mumbai, el 13 de febrero de 2014. Sulochna, que trabaja como empleada doméstica, quería ser médico cuando era una niña. Sin embargo, sólo pudo estudiar hasta los 14 años. Sulochna quiere que su hija se convierta en una maestra, Shamika también quiere ser maestra. (Reuters / Mansi Thapliyal)

Malta: Charlotte Stafrace, de 49 años, y su hija Scarlett Stafarce, 9, en el salón de su casa en Zebbug, fuera de Valletta, el 2 de marzo de 2014. Charlotte es una actriz y profesora de teatro independiente que terminó sus estudios a los 17 años. Charlotte espera que su hija sea científico cuando crezca. Scarlett dice que va a terminar la educación alrededor de los 25, y que a ella le gustaría ser veterinaria. (Reuters / Darrin Zammit Lupi) 

Alemania: La migrante búlgara Ayshe Kakarmustafa, de 33 años, y su hija Neriman, 11, en ​​su casa en Dortmund, Alemania, el 22 de febrero de 2014. Ayshe terminó la escuela a los 14 años y trabajaba en una fábrica de zapatos en Bulgaria. Cuando era una niña, ella quería ser una peluquería. Ayshe espera que su hija Neriman haga lo que quiera cuando crezca. A Neriman le gustaría ser médico. (Reuters / Ina Fassbender) 

Pakistán: Tadjroshan, 40, con su hija Ayman, 12, en su casa en un barrio pobre en las afueras de Islamabad, el 4 de febrero de 2014. Tadjroshan dijo que sólo fue a la escuela durante dos años, justo el tiempo suficiente para aprender a leer el Corán, entonces ella continuó practicando la lectura en casa. Ahora enseña el Corán a las niñas locales. A ella le gustaría que su hija pueda cumplir su sueño e ir a la universidad. Ayman quiere ser médico, y espera que sus padres puedan financiar sus estudios. Ella tendrá que estudiar por 17 años más para convertirse en un médico de medicina general. (Reuters / Zohra Bensemra) 

Irlanda: Clare Barrett Butler, de 37 años, y su hija Lily Barrett McHugh, 11, fuera de su casa en una pequeña aldea cerca del pueblo de Ardara en el condado de Donegal, el 27 de febrero de 2014. Clara dice que ella es ama de casa y madre, y ella continúa su formación con cursos en la universidad. Clara dice que cuando era niña quería trabajar en los efectos especiales de las películas o como un doble de acción. Ella dice que le encantaría que su hija Lily pueda seguir sus sueños y convertirse en una peluquera. Lily dice que ella piensa que terminará su educación alrededor de los 20, y ella realmente le gustaría convertirse en una peluquera. (Reuters / Cathal McNaughton) 

Uganda: Lucy Oyela, de 42 años, con su hija Abber Lillian, 14, en su casa de Onang cerca de la ciudad de Gulu, en el norte de Uganda, el 16 de febrero de 2014. Lucy es una agricultora que terminó sus estudios a los 18 años. Dijo que cuando era niña quería ser maestra pero no pudo lograrlo. Lucy dice que quiere que su hija pueda convertirse en una enfermera. Su hija Abber Lillian dice que aun no sabe cuando vaya a terminar la educación. Ella dice que no está segura de lo que quiere hacer cuando sea grande, pero probablemente quiera convertirse en una contadora. (Reuters / James Akena) 

Singapur: Sämann Loh, de 40 años, y su hija Dado Tan, 10, en su apartamento en Singapur, el 25 de febrero de 2014. Sämann trabaja como directora de recursos humanos de un grupo de educación preescolar. Como toda niña, de pequeña quería ser diseñadora de moda o azafata. Más tarde se dio cuenta que no podría convertirse en una azafata. Sämann espera que su hija puede perseguir algo que  verdaderamente la apasione.Tan le gustaría ser una diseñadora de moda cuando sea mayor. (Reuters / Edgar Su) 

Bolivia: Lucia Mayta, de 43 años, y su hija Luz Cecilia, 12, dentro de su bodega en La Paz, el 24 de febrero de 2014. Lucía estudió hasta el cuarto grado de la escuela primaria y sabe leer y escribir y hacer operaciones matemáticas básicas. Lucía dirige una bodega, y la familia vive en un cuarto trasero. Ella espera construir una casa en el futuro. Luz Cecilia está en séptimo grado y quiere ser cantante. (Reuters / David Mercado) 

Israel: Vered, de 43 años, con su hija Alma, 13, en su hogar en el kibutz Hukuk cerca del Mar de Galilea, en el norte de Israel, el 3 de marzo de 2014. Vered consiguió un título en diseño a la edad de 27 y en la actualidad lleva a cabo proyectos educativos de arte en las comunidades locales. Vered espera que su hija Alma encontrará una profesión que le traiga felicidad y satisfacción. Alma se graduará de la escuela secundaria en cinco años, a la edad de 18 años. Ella dice que le gustaría ser parte de la industria del cine, como directora, como camarógrafa, una editora o actriz. (Reuters / Nir Elias) 

Cuba: Damaris Matos Curbelo, de 43 años, y su hija Ana Laura Villar Matos, 14, frente a su casa en el centro de La Habana, el 12 de febrero de 2014. Damaris terminó sus estudios a los 21 años y trabaja como secretaria en la oficina del Historiador de la Ciudad de La Habana. Damaris dice que cuando ella era una niña quería ser médico, y que espera que su hija sea médico. Su hija Ana Laura dice que le gustaría ser una bióloga. (Reuters / Enrique De La Osa) 

Cisjordania: Hala Tanmus, 40, y su hija Maya, 10, en el salón de su casa en la ciudad cisjordana de Ramallah, el 18 de febrero de 2014. Hala es una secretaria que terminó sus estudios a los 20 años. Cuando era más joven quería ser abogado. Ella espera que su hija Maya se convertirá en diseñadora de interiores. Maya, dice que va a terminar a  los 20 años su educación, también le gustaría convertirse en una diseñadora de interiores. (Reuters / Ammar Awad) 

Corea del Sur: Kang Hyun-jeong, de 43 años, y su hija Yoo Ha-min, 11, en ​​la sala de estar de su apartamento en Seúl, el 21 de febrero de 2014. Kang Hyun-jeong trabaja en las cuentas. Ella dice que comenzó a trabajar en su último año de la escuela secundaria, pero comenzó una carrera de negocios en el año 1999 en la Universidad Nacional Abierta de Corea porque quería estudiar más. Hizo  malabares para trabajar y estudiar pero se graduó ocho años más tarde en 2007. Ella espera obtener una maestría cuando sus hijos crezcan. Kang Hyun-jeong dice que sus hijos son talentosos en las artes, pero  sabe que en realidad es  difícil hacer dinero a través del arte. Está preocupada por eso, pero todavía quiere ver realizados sus sueños. Su hija Yoo Ha-min dice que quiere ser una diseñadora o una pintora cuando crezca. (Reuters / Kim Hong-Ji) 

Nigeria: Adetola Ibitoye, de 39 años, se sienta con su hija Iteoluwa Ibitoye, 9, en su casa en el distrito Omole, Lagos, el 16 de febrero de 2014. Cuando Adetola crecía quería dirigir un negocio de moda. Ahora ella es una diseñadora de ropa. Adetola dice que quiere que su hija sea la mejor en todo lo que se proponga. Su hija Iteoluwa dice que quiere crecer para ser  profesora universitaria. (Reuters / Akintunde Akinleye) 

China: Zhang Haijing, de 41 años, y su hija Zhu Nuo, 11, fuera de su edificio de apartamentos en Lanzhou, provincia de Gansu, el 5 de febrero de 2014. Zhang Haijing terminó sus estudios a los 23 años y es una gerente de nivel medio en la Librería del Grupo Xinhua. Cuando era un niña, quería ser maestra de pre-escolar. Zhang Haijing dice que quiere a su hija Zhu Nuo tenga un trabajo estable, pero no importa lo que haga, siempre y cuando sea feliz. Zhu Nuo dice que quiere obtener un título de doctorado y ser profesora.(Reuters / Aly Song) 

Turquía: Tahsiye Ozyilmaz, de 33 años, y su hija Halime, 14, en su casa de Zeytinpinar Village de Derik, un pueblo kurdo en la provincia de Mardin, el 1 de febrero de 2014.Tahsiye, quien es ama de casa, no fue a la escuela. Ella dice que le hubiera gustado ser maestra, pero tuvo un matrimonio arreglado a la edad de 17. Ella quiere que su hija termine sus estudios, y le gustaría que ella fuera un médico. Halime dejó de ir a la escuela el año pasado, ya que está a 10 km (6 millas) de su casa y el viaje era demasiado difícil. Halime dice que le hubiera gustado ser médico, pero ahora esto es imposible. Ella dice que  tendrá un matrimonio arreglado cuando ella tenga 17 o 18, como su madre lo hizo. (Reuters / Umit Bektas)

Nepal: Omaña Khanal, de 35 años, y su hija Vipassna Khanal, 12, en la cocina de su apartamento en Katmandú, el 4 de febrero de 2014. Omaña es maestra de escuela y terminó su educación a los 20 años. Omaña dice que cuando era un niña, quería ser una asistente de vuelo. Espera que su hija se convierta en una reconocida personalidad de los medios. Vipassna dice que ella va a terminar sus estudios en 2025 y que quiere llegar a ser una agente de viajes para promover el turismo en Nepal.(Reuters / Navesh Chitrakar) 

Brasil: Raimunda Eliandra Alves, de 45 años, con su hija Ana Paula Leonardo Justino, 10, en su casa en la barriada Pavao-Pavãozinho en Río de Janeiro, el 10 de febrero de 2014. Raimunda es una cajera de supermercado que terminó sus estudios a los 19 años. Cuando era niña, quería ser profesora de matemáticas. Ella espera que su hija Ana Paula sea veterinaria. Ana Paula dice que ella va a ir a la escuela secundaria y luego terminar la universidad en 2025. Ella quiere ser veterinaria cuando sea grande. (Reuters / Sergio Moraes)

Siria: Bidaa Mhem Thabet al-Hasan (Um Suleiman), de 39 años, con su hija Mariam Khaled Masto, 9, fuera de su casa en Deir al-Zor, Siria, el 23 de febrero de 2014. Bidaa es directora de una escuela fundada por un grupo de profesores y voluntarios. Su ambición era convertirse en ginecóloga. Ella espera que su hija se una a la escuela farmacéitica, pero dice que va a dejar que siga sus propias ambiciones y que su éxito va a hacerla feliz. Mariam terminará sus estudios en 13 años. A ella le gustaría convertirse en profesora de árabe en Deir al-Zor. (Reuters / Khalil Ashawi) 

Grecia: Tonia Giannari, 39 y su hija Elena Giannari, 10, en el interior de su apartamento en Atenas, el 24 de febrero de 2014. Tonia es una madre y ama de casa que terminó sus estudios a los 18 años. Ella espera que su hija sea profesora de baile cuando crezca. Elena también le gustaría convertirse en profesora de baile.(Reuters / Yorgos Karahalis) 

Somalia: Saciido Sheik Yacquub, de 34 años, con su hija Faadumo Subeer Mohamed, 13, en su casa de campo de desplazados internos del distrito Hodan en Mogadiscio, el 11 de febrero de 2014. Saciido, dirige una pequeña empresa, quería ser una mujer de negocios cuando  niña. Ella estudió hasta que cumplió 20. Espera que Faadumo se convierta en médico. Faadumo terminará sus estudios en 2017 y espera ser una doctora cuando crezca. (Reuters / Feisal Omar) #

Líbano: Rima Bader, de 44 años, con su hija Reina, 13, en el interior de su apartamento en Beirut, el 25 de febrero de 2014. Rima es diseñadora de interiores, pero dice que cuando era pequeña quería ser una ingeniera. Rima quiere que su hija trabaje en cualquier profesión que ella elija, pero ella dice que le encantaría verla en el campo de la ingeniería. Reina dice que va a terminar la educación cuando ella está alrededor de los 21 años de edad. Quiere ser arquitecta cuando crezca. (Reuters / Jamal Saidi) 

Honduras: Susana Maria Cardona, 33, y su hija Alejandra Rubí Cardona, 12, en el interior de su casa en Tegucigalpa, día 20 de febrero 2014. Susana María, que es ama de casa, terminó la escuela a los 17 años. Su ambición era convertirse en una abogada. Ella espera que su hija sea médico. Alejandra Rubí terminará la educación en 11 años y espera ser ingeniera agrónoma. (Reuters / Jorge Cabrera) 

Estados Unidos: Denise Arthur, 52, y su hija Linnaea Thibedeau, 13, en su casa cerca de Blackhawk, Colorado, el 20 de febrero de 2014. Denise Arthur es una ecologista de restauración. Tiene un doctorado y terminó sus estudios a los 34 años. Su ambición cuando era niña era ser una especialista en conducta animal. Denise espera que su hija Linnaea se convierta en bióloga cuando crezca. A Linnaea le gustaría obtener un doctorado y ser bióloga marina. (Reuters / Rick Wilking) 

Afganistán: Noor Zia, de 40 años, con su hija Saba Ahmadi, 11, en ​​su casa en Kabul, el 13 de febrero de 2014. Noor, quien es maestra, estudió hasta que cumplió 28. Su ambición era ser médico, pero no podía pagar las cuotas. Ella espera que su hija se convierta en un bien conocido médico altamente capacitado. Saba quiere ir a la universidad, y le gustaría convertirse en una abogada de renombre. (Reuters / Omar Sobhani)

Sudáfrica: Thozama Kala, 30, y su hija Mpho, 9, en la cocina de su casa en la Ciudad del Cabo Langa Township, el 8 de febrero de 2014. Thozama está estudiando administración de empresas después de matricularse en 2002. Ella espera que su hija sea médico. Mpho dice que quiere ser maestra. (Reuters / Mike Hutchings) 

De Panamá: Marisa del Carmen Moreno, 30, y su hija Alicia Isabel Santa Maria, 10, en las afueras de su casa en la ciudad de Panamá, el 13 de febrero de 2014. Marisa es arquitecta. Terminó sus estudios a los 29 años. Cuando era niña que quería ser veterinaria. Ella espera que su hija sea una artista. La hija de Marisa Alicia Isabel espera ir a la universidad y le gustaría convertirse en chef o en pintora. (Reuters / Carlos Jasso) 

México: Rosaura Realsola, de 51 años, con su hija Alexandra Yamileth, 13, frente a su casa en Tepito en la Ciudad de México, el 20 de febrero de 2014. Rosaura es una empleada doméstica que terminó sus estudios a los 16 años. Dice que cuando era una niña, quería ser maestra. Rosaura espera que su hija Alexandra sea una enfermera. Alexandra terminará la educación en 2023 y dice que quiere ser enfermera cuando crezca. (Reuters / Henry Romero) 

Guatemala: Alicia Chiquin, de 43 años, y su hija Fidelina Ja, de 18 años, en su casa de Pambach, el 20 de febrero de 2014. Alicia no tiene educación y siempre ha trabajado la tierra. Su hija Fidelina tampoco tiene la educación y cuando crezca ella dice que seguirá trabajando en casa y en la tierra. (Reuters / Jorge Dan López)

Assange denuncia “militarización” de Internet ante preocupados tecnólogos

Austin (EE.UU.).- Julian Assange denunció hoy en Austin (EE.UU.) la “ocupación militar” de Internet ante miles de representantes de una comunidad tecnológica cada vez más preocupada por proteger la privacidad en la web.

El periodista y programador de origen australiano intervino en directo vía teleconferencia en el festival anual de tecnología, música y cine conocido como South By Southwest (SXSW) que se celebra en Austin hasta finales de la próxima semana.

Assange, que permanece refugiado en la embajada ecuatoriana en Londres desde 2012 para evitar su extradición a Suecia por supuestos casos de violación y acoso sexual, se comunicó con la audiencia vía Skype.

Dos pantallas gigantes lo mostraron en primer plano, con el logotipo de WikiLeaks al fondo, en una conversación que se prolongó durante más de una hora interrumpida en varias ocasiones por problemas técnicos.

“Levantad la mano si me escucháis”, dijo Assange a los participantes, después de que se cortase el sonido con el moderador, quien tuvo que enviarle las preguntas por escrito.

Durante la charla, el fundador de WikiLeaks aseguró que los periodistas que cubren temas de seguridad nacional son “un nuevo tipo de refugiado” y señaló que asistimos “a la forma de vigilancia más agresiva que haya visto nunca el mundo”.

Denunció también la que calificó como “ocupación militar de internet”, que pone de manifiesto, dijo, el enorme poder de las agencias de inteligencia y los contratistas militares de EE.UU.

Esas agencias de inteligencia, con la Agencia de Seguridad Nacional (NSA) a la cabeza, y no el presidente Barack Obama, son las que “llevan los pantalones”, según Assange, quien criticó la campaña de la Casa Blanca “contra el exanalista de la CIA, Edward Snowden, y los periodistas que lo ayudaron” a divulgar miles de documentos sobre el espionaje masivo de la NSA.

Mencionó que eso ha llevado a muchos de los periodistas involucrados a refugiarse en otros países para garantizar su seguridad y libertad.

Citó al periodista estadounidense, Glenn Greenwald, en quien confió Snowden para la divulgación de los documentos confidenciales de la NSA y quien vive ahora en Brasil “uno de los países más preocupados con la NSA y el espionaje global”.

Destacó que otros periodistas estadounidenses como Laura Poitras viven también “en el exilio” en Berlín al igual que la reportera británica Sarah Harrison, quien ayudó a Snowden a dejar Hong Kong y asilarse en Moscú.

Aseguró, por lo demás, que su confinamiento en la embajada ecuatoriana en Londres es “difícil” pero celebró el “seguir trabajando” y vivir en un territorio donde “no hay policía, ni citaciones judiciales”.

“Es en cierta medida territorio de nadie”, afirmó.

Celebró, por otro lado, el que la filtración de Snowden haya ayudado a despejar un poco la “niebla” y a entender mejor el mundo en el que vivimos.

Asistentes a la conferencia, como Mark Trumpbour, de la firma publicitaria Spring Studios en Nueva York, pusieron de manifiesto la preocupación de la comunidad tecnológica por la privacidad en la web.

“Me preocupa desde hace tiempo este estado de vigilancia en que vivimos y mi papel como tecnólogo en el fenómeno”, dijo a Efe Trumpbour, quien dijo sentirse “decepcionado” con el hecho de que al público en general no parezca preocuparle demasiado.

Trumpbour, que utiliza tecnología para encriptar sus conversaciones, sobre todo con otros países, aseguró que la filtración de Snowden lo ha llevado a ser “más consciente” de los canales que utiliza para comunicarse.

Andy Schwenemann, un relaciones públicas de Detroit, lamentó que Assange no aprovechase su intervención para compartir “pautas” sobre cómo proteger la privacidad.

“La vigilancia existe y no podemos escapar de ella. Me hubiese gustado que Assange hubiera aprovechado esta oportunidad para decirnos cómo protegernos del lado más diabólico de esa vigilancia”, dijo a Efe Schwenemann.

Meredith Rees, de la firma editorial Random House, dijo creer que Assange está haciendo un trabajo importante y es “desafortunado” que se le considere “un villano”.

El famoso festival tecnológico, musical y cinematográfico de Austin vio la luz en 1986, cuando Roland Swenson, un joven de 31 años que trabajaba como corrector en una revista semanal alternativa, convenció a sus jefes para que creasen un festival musical local.

Aquel pequeño evento, que atrajo a unas 700 personas, se ha convertido en una de las conferencias más multitudinarias e influyentes del planeta, que inyectan cada año más de 200 millones de dólares en la economía local. EFE

Fuente


Esperarías Estos Resultados En Google Cuando Buscas ‘Mujer’

A pesar de que la posición de las mujeres en el mundo ha mejorado en los últimos años, en muchas partes siguen siendo tratadas de manera injusta y sin compartir los mismos derechos que los hombres. Para luchar contra esto y crear conciencia, ONU mujeres lanzó una nueva campaña por medio de internet que busca reflejar lo que una parte de la sociedad todavía piensa.

Utilizando datos recolectados de las búsquedas más populares de Google al colocar “Las mujeres no pueden”, ”Las mujeres no deberían” y “Las mujeres necesitan”, los resultados que arrojó el autocompletar del buscador demuestran que todavía existe una gran inequidad de género en la mente de los usuarios de Internet.

1

Mujeres deberían:

Quedarse en casa

Ser esclavas

Estar en la cocina

No hablar en la iglesia

 

2

 

Mujeres necesitan:

Ser puestas en su lugar

Conocer su lugar

Ser controladas

Ser disciplinadas

3

 

Mujeres no pueden

Manejar

Ser obispos

Ser dignas de confianza

Hablar en la iglesia

4

 

Mujeres no deberían:

Tener derechos

Votar

Trabajar

Boxear

 

 

FUENTE: http://www.upsocl.com/mundo/podemos-usar-google-para-ver-lo-que-piensa-nuestra-sociedad/


Faster, higher, stronger

Fotografía de ©Tom Stoddart

Hoy es un día de júbilo en el mundo. Los corazones de millones de personas se unen, las banderas flamean unas junto a otras en Londres para inaugurar este maravilloso festival deportivo llamado Juegos Olímpicos, cuyo lema es ‘faster, higher, stronger’ (‘más rápido, más alto, más fuerte’), lo que me hace reflexionar en cómo llegaron esos atletas de élite hacia tal posición, su esfuerzo, su coraje, su amor al deporte. Pero también me hace pensar en aquellos que nunca estarán en éstas efemérides, son los millones de excluidos que por falta de acceso al agua potable, a medicinas básicas, a alimentación, no podrán nadar o correr más rápido, ni saltar más alto, ni ser más fuertes, estas personas de iguales derechos que todos, no podrán pararse en un podio porque no les dieron la posibilidad de hacerlo ¿Políticas? ¿Mala distribución de la riqueza? ¿Abandono?, en fin por cualquiera que sea la causa.

Quisiera ver el día que las naciones se unan y las banderas flameen y los corazones tañan, no solamente a partir de un festival deportivo (en donde se invierten millones de dólares), sino a partir de hacer ‘faster, higher, stronger’ a la gente desposeída, para que pueda vivir…

© Patricio Sarmiento Reinoso


Los medios de comunicación y su poder

En Ecuador está ocurriendo un fenómeno muy repetido y de común uso tanto el Latinoamérica como en el mundo: Elcaja-tonta uso de los poderes fácticos para doblegar  la voluntad y la soberanía de un estado. Los medios de comunicación juegan un papel muy importante en el diario acontecer de una nación, pues son quienes nos “informan” masivamente, lo cual ciertamente constituye un poder, pues puede ser utilizado también para “des-informar” estableciendo una línea definida de hacia dónde se requiere que vaya una determinada “verdad”. Los dueños de los medios, generalmente grandes empresarios, son verdaderos Oligarcas que se están aprovechando de ese poder para incrementar el control en la mayoría de los países del mundo, protegiendo su más preciado patrimonio: su Capital.

El caso “El Universo”, un periódico guayaquileño que ha sido sancionado judicialmente por haber publicado un artículo llamando “No a las  mentiras”, en relación a la sublevación policial ocurrida el 30 de Septiembre de 2010 (30S) por la policía ecuatoriana, quienes pedían mejoras económicas y salariales, y se amotinaron en diferentes destacamentos de la mayoría de las ciudades ecuatorianas, provocando el caos y la inestabilidad, mismo que fue orquestado por diferentes grupos políticos contrarios al actual régimen y aprovechado para desestabilizar la democracia que hoy rige en mi país. El presidente Rafael Correa acudió a uno de esos centros amotinados, en aras de un diálogo frontal para devolver la calma, pero fue repelido por la horda policial y aquellos infiltrados escudados en la revuelta. Fue un día negro para el devenir histórico nacional, en donde el presidente tuvo que ser rescatado en horas de la noche, pues un grupo de insurgentes lo mantuvieron cautivo en el hospital militar cercano al destacamento, en un claro intento para desequilibrar la democracia, un intento procaz de derrocar al actual mandatario.

Luego de aquel acto fallido por derrumbar la democracia, ciertos medios empezaron una campaña en donde justificaron  lo acontecido, la violencia generada, la sangre derramada, y cargaban la culpa al gobierno mencionando que fue un auto- secuestro, que fue culpa del presidente por haber acudido a enfrentar el problema, etc., y aparecieron sendos artículos, editoriales y titulares en estos medios, uno de ellos es el antes referido, escrito por el editorialista de diario El Universo, el auto exiliado en Miami, Emilio Palacio, quien califica en dicho artículo de “Genocida” al presidente y “por haber ordenado fuego a discreción y sin previo aviso contra un hospital” durante el rescate. La verdad es que aquella noche, de forma masiva el pueblo quiteño enardecido por lo acontecido, marchó pacíficamente para prestar su apoyo al primer mandatario retenido en contra de su voluntad, pero la policía, manipulada por los políticos golpistas, frenó todo intento pacífico y arremetió en contra del pueblo que se manifestaba. La verdad es que no hubo ninguna orden presidencial, sin embargo el editorialista, bajo la tutela y el total agrado de los dueños de un periódico tan poderoso como El Universo, no midió sus palabras, y lo publicó sin el menor empacho, pues sabía y tenía entendido que era un medio intocable. A partir de aquello el presidente Correa inicia una querella legal en contra del editorialista Emilio Palacio por faltar a la verdad, por injurias y calumnias, además a sus directivos por permitir que una mentira sea contada y tratada como verdad (es lo acostumbrado por ciertos medios, porque suponen al tener tal poder, son intangibles, casi dioses), claro, los medios de comunicación, los de la misma línea que el diario en cuestión, inmediatamente empezaron una guerra mediática afirmando que NO EXISTE libertad de expresión en Ecuador, noticia tácitamente difundida a nivel mundial, y ahora, luego de terminado el proceso legal, en donde salió a relucir que el editorialista efectivamente mintió, pues no pudo comprobar que hubiera tal orden por parte del presidente para disparar en contra de la masa popular, en donde se sentenció en contra de ellos, como efectivamente debía suceder, dichos medios han aumentado esta campaña de desprestigio en toda la comunidad internacional para frenar tal sentencia. Debo destacar que los dueños del rotativo salieron del país para emprender tal campaña y han pedido ayuda a los emporios de la comunicación, aquellos emparentados por sus intereses comunes, por sus objetivos económicos y políticos, tales como la CNN, Washington Post, New York Times, L.A Times, Miami Herald, además de organismos y ONGs como la SIP, GDA, CIDH, Reporteros Sin Fronteras y por su puesto la mafia de periódicos y medios nacionales como Diario El Comercio, el Hoy, Ecuavisa, Teleamazonas, FundaMedios y demás organizaciones no gubernamentales, y un largo etcétera, de quienes han ubicado al Ecuador en el ojo del huracán colocándolo como un país represor de la Libertad de Expresión, cuando ocurre todo lo contrario. ¿Cuándo libertad de expresión es sinónimo de irrespeto a las personas, de imposición y aceptación sumisa por parte de los usuarios de las mentiras que ellos exponen? ¿Hasta cuando debemos soportar una campaña de desprestigio a nuestro País por un proceso que no les resulta funcional a sus intereses, que no resulta útil a sus objetivos económicos y políticos? ¿Hasta cuando los “periodistas” son jueces que sesgan y manipulan la información y nos la entregan masticada para que nosotros la deglutamos sin pestañear, asintiendo por la desinformación producida de manera totalmente deliberada?

Hoy existe una total Libertad de Expresión en Ecuador, se lo puede percibir en cada espacio de la red, en los medios de comunicación, en las redes sociales, conformando nuevas tendencias de activismo político mundial, en donde cada uno de nosotros podemos ser sujetos activos y expresar nuestro pensamiento con voz propia, generar un aumento en la búsqueda de la dignidad personal, un respeto cultural en un mundo dolorosamente marcada por los recuerdos de la época colonial extranjera de siglos de dominación imperial, en donde podemos expresar ¡Ya basta! a la burocracia internacional,  y tenemos conciencia de que somos totalmente capaces de tomar las acciones desde  nuestra Amércia Latina. Es a este movimiento al que tienen temor esos medios.

©Patricio Sarmiento Reinoso

 

Firma la petición Ya Basta! AQUI

 

Artículo Emilio Palacio

Artículo de Emilio Palacio: No más mentiras


A %d blogueros les gusta esto: