Los medios de comunicación y su poder

En Ecuador está ocurriendo un fenómeno muy repetido y de común uso tanto el Latinoamérica como en el mundo: Elcaja-tonta uso de los poderes fácticos para doblegar  la voluntad y la soberanía de un estado. Los medios de comunicación juegan un papel muy importante en el diario acontecer de una nación, pues son quienes nos “informan” masivamente, lo cual ciertamente constituye un poder, pues puede ser utilizado también para “des-informar” estableciendo una línea definida de hacia dónde se requiere que vaya una determinada “verdad”. Los dueños de los medios, generalmente grandes empresarios, son verdaderos Oligarcas que se están aprovechando de ese poder para incrementar el control en la mayoría de los países del mundo, protegiendo su más preciado patrimonio: su Capital.

El caso “El Universo”, un periódico guayaquileño que ha sido sancionado judicialmente por haber publicado un artículo llamando “No a las  mentiras”, en relación a la sublevación policial ocurrida el 30 de Septiembre de 2010 (30S) por la policía ecuatoriana, quienes pedían mejoras económicas y salariales, y se amotinaron en diferentes destacamentos de la mayoría de las ciudades ecuatorianas, provocando el caos y la inestabilidad, mismo que fue orquestado por diferentes grupos políticos contrarios al actual régimen y aprovechado para desestabilizar la democracia que hoy rige en mi país. El presidente Rafael Correa acudió a uno de esos centros amotinados, en aras de un diálogo frontal para devolver la calma, pero fue repelido por la horda policial y aquellos infiltrados escudados en la revuelta. Fue un día negro para el devenir histórico nacional, en donde el presidente tuvo que ser rescatado en horas de la noche, pues un grupo de insurgentes lo mantuvieron cautivo en el hospital militar cercano al destacamento, en un claro intento para desequilibrar la democracia, un intento procaz de derrocar al actual mandatario.

Luego de aquel acto fallido por derrumbar la democracia, ciertos medios empezaron una campaña en donde justificaron  lo acontecido, la violencia generada, la sangre derramada, y cargaban la culpa al gobierno mencionando que fue un auto- secuestro, que fue culpa del presidente por haber acudido a enfrentar el problema, etc., y aparecieron sendos artículos, editoriales y titulares en estos medios, uno de ellos es el antes referido, escrito por el editorialista de diario El Universo, el auto exiliado en Miami, Emilio Palacio, quien califica en dicho artículo de “Genocida” al presidente y “por haber ordenado fuego a discreción y sin previo aviso contra un hospital” durante el rescate. La verdad es que aquella noche, de forma masiva el pueblo quiteño enardecido por lo acontecido, marchó pacíficamente para prestar su apoyo al primer mandatario retenido en contra de su voluntad, pero la policía, manipulada por los políticos golpistas, frenó todo intento pacífico y arremetió en contra del pueblo que se manifestaba. La verdad es que no hubo ninguna orden presidencial, sin embargo el editorialista, bajo la tutela y el total agrado de los dueños de un periódico tan poderoso como El Universo, no midió sus palabras, y lo publicó sin el menor empacho, pues sabía y tenía entendido que era un medio intocable. A partir de aquello el presidente Correa inicia una querella legal en contra del editorialista Emilio Palacio por faltar a la verdad, por injurias y calumnias, además a sus directivos por permitir que una mentira sea contada y tratada como verdad (es lo acostumbrado por ciertos medios, porque suponen al tener tal poder, son intangibles, casi dioses), claro, los medios de comunicación, los de la misma línea que el diario en cuestión, inmediatamente empezaron una guerra mediática afirmando que NO EXISTE libertad de expresión en Ecuador, noticia tácitamente difundida a nivel mundial, y ahora, luego de terminado el proceso legal, en donde salió a relucir que el editorialista efectivamente mintió, pues no pudo comprobar que hubiera tal orden por parte del presidente para disparar en contra de la masa popular, en donde se sentenció en contra de ellos, como efectivamente debía suceder, dichos medios han aumentado esta campaña de desprestigio en toda la comunidad internacional para frenar tal sentencia. Debo destacar que los dueños del rotativo salieron del país para emprender tal campaña y han pedido ayuda a los emporios de la comunicación, aquellos emparentados por sus intereses comunes, por sus objetivos económicos y políticos, tales como la CNN, Washington Post, New York Times, L.A Times, Miami Herald, además de organismos y ONGs como la SIP, GDA, CIDH, Reporteros Sin Fronteras y por su puesto la mafia de periódicos y medios nacionales como Diario El Comercio, el Hoy, Ecuavisa, Teleamazonas, FundaMedios y demás organizaciones no gubernamentales, y un largo etcétera, de quienes han ubicado al Ecuador en el ojo del huracán colocándolo como un país represor de la Libertad de Expresión, cuando ocurre todo lo contrario. ¿Cuándo libertad de expresión es sinónimo de irrespeto a las personas, de imposición y aceptación sumisa por parte de los usuarios de las mentiras que ellos exponen? ¿Hasta cuando debemos soportar una campaña de desprestigio a nuestro País por un proceso que no les resulta funcional a sus intereses, que no resulta útil a sus objetivos económicos y políticos? ¿Hasta cuando los “periodistas” son jueces que sesgan y manipulan la información y nos la entregan masticada para que nosotros la deglutamos sin pestañear, asintiendo por la desinformación producida de manera totalmente deliberada?

Hoy existe una total Libertad de Expresión en Ecuador, se lo puede percibir en cada espacio de la red, en los medios de comunicación, en las redes sociales, conformando nuevas tendencias de activismo político mundial, en donde cada uno de nosotros podemos ser sujetos activos y expresar nuestro pensamiento con voz propia, generar un aumento en la búsqueda de la dignidad personal, un respeto cultural en un mundo dolorosamente marcada por los recuerdos de la época colonial extranjera de siglos de dominación imperial, en donde podemos expresar ¡Ya basta! a la burocracia internacional,  y tenemos conciencia de que somos totalmente capaces de tomar las acciones desde  nuestra Amércia Latina. Es a este movimiento al que tienen temor esos medios.

©Patricio Sarmiento Reinoso

 

Firma la petición Ya Basta! AQUI

 

Artículo Emilio Palacio

Artículo de Emilio Palacio: No más mentiras

Anuncios

Acerca de Patricio Sarmiento Reinoso

Poeta, escritor, blogger ecuatoriano Ver todas las entradas de Patricio Sarmiento Reinoso

2 responses to “Los medios de comunicación y su poder

  • rocasolidaodeoro

    PRENSA BASURA!!!!!!!! LA GENTE TIENE QUE ENTENDER QUE NUESTROS MAYORES ENEMIGOS SON LOS MEDIOS DE COMUNICACIÓN CON SUS PERIODISTAS BASURA; POR DÉCADAS HAN CONFUNDIDO A LA POBLACIÓN CON LA MENTIRA!!!!! A FAVOR DE 10 RICOS QUE CONTROLAN EL PAÍS, DEJANDO EN MISERIA AL RESTO

  • Armando

    PRENSA CORRUPTA EL UNIVERSO TELEAMAZONAS ECUAVISA EL COMERCIO SON BASURA DE LA INFORMACION MAS CLARO LIBERTAD DE EXCRECION

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: