Arizona, política de terror

Estados Unidos se va convirtiendo en una nación en declive, en donde los derechos de los que menos tienen se debilitan cada vez más y se anulan. Arizona se ha transformado en el pináculo de la desesperanza para aquellas personas.


Los Hechos

Tucson Arizona, se convirtió el pasado sábado 8 de Enero en un escenario de violencia, un ejemplo de la política que se maneja en el país del norte, cuando la congresista federal por el Distrito 8 de este estado, Gabrielle Giffords, fue herida gravemente con una arma de fuego, además de la muerte de seis personas que se encontraban junto a ella. El asesino, un hombre señalado como desequilibrado se llama Jared Lee Loughner, quien apretó el gatillo, pero movido por aquella política ahogada de violencia, de discrimen, de odio y persecución, de la que Arizona es el epicentro, y donde se pueden observar los resultados sabor a catástrofe.

En los EEUU se han dado ejemplos claros de la incidencia de fanáticos y desequilibrados, que se encienden y se mueven en función de lo que los medios dictan, los políticos lo saben, y azuzan a esa parte de la sociedad norteamericana, para cometer este tipo de actos.

Arizona, la meca del prejuicio

“Nos hemos convertido en la meca del prejuicio y la intolerancia”, dijo Clarence Dupnik, sheriff del Condado Pima, donde se asienta Tucson, sólo unos minutos después del aberrante suceso. “Sólo hay que ver cómo responden estos desequilibrados a la bilis que sale de ciertas bocas cuando hablan de acabar con el Gobierno. Toda esa rabia, ese odio, la intolerancia que se están viendo en este país comienza a ser escandaloso”.

El ataque contra Giffords, no fue al azar. Estaba marcado en una lista negra diseñada por la ex candidata vicepresidencial republicana, Sarah Palin, una de las figuras más prominentes del movimiento conservador Tea Party, movimiento a cargo de pasada campaña electoral. Palin colocó a Giffords en una lista de congresistas que votaron a favor de la reforma de salud de Obama y a los que “debían” derrotar en los cercanos comicios. Los nombres de Giffords y otros 19 representantes –cual condenados y malditos- fueron colocados en un mapa, con un circulo para tiro al blanco dibujado sobre ellos, en la página de Facebook de la ex gobernadora de Alaska.

Ahora la Palin, vistiéndose cínicamente de dolida, expresó sus condolencias a la familia de Giffords y de las otras víctimas e hizo un llamado a “la paz”.

Cifras

Giffords, se ha manifestado a favor de medidas diferentes a las que impulsan los políticos extremistas que pueblan el Congreso. Su posición contraria a la polémica ley SB1070 estuvo a punto de costarle la reelección en el pasado noviembre, cuando la mayoría de los votantes prefirieron a candidatos con posiciones más radicales en esa materia.

Y aunque en más de treinta años no se ha dado el caso de algún congresista federal asesinado en Estados Unidos, los peligros y las amenazas no escasean. Durante los meses que duró el debate sobre la Reforma de Salud, se registraron 42 atentados a las oficinas de representantes federales, en su mayoría del Partido Demócrata, incluyendo las de Giffords. Raúl Grijalva, representante demócrata del también fronterizo distrito 7 de Arizona, de proceder marcadamente más “de izquierda” que Giffords, ha sido objeto de frecuentes amenazas.

Para nadie es desconocido que la mayoría de los atentados se dirigen a políticos y activistas de tendencia liberal, casi siempre demócratas, y los organizadores o ejecutores son personas de tendencia derechista extrema. Recordemos el caso más grave en este sentido, cuando Timothy McVeigh, un extremista de derecha y miembro del movimiento de las milicias, le “declaró la guerra” al gobierno federal e hizo estallar un carro bomba frente al edificio federal en Oklahoma City y causó la muerte de 168 personas y 450 heridos, en 1995. Es el atentado más grande registrado en suelo estadunidense -después del de las Torres Gemelas del 11 de septiembre de 2001- y fue orquestado y ejecutado por uno de esos tipos enajenados por la venenosa retórica que hoy maneja el Tea Party, movimiento surgido precisamente –¿cree usted que será casualidad?- en cuanto se eligió a Barack Obama, el primer presidente negro en la historia de Estados Unidos.

Arizona en la mira del mundo

Lo que acaba de suceder pone de nuevo a Arizona en las primeras planas de los medios informativos mundiales, y otra vez lo vuelve a hacer de manera negativa, pero ahora de forma extrema y absolutamente inaceptable desde cualquier punto de vista. Sin embargo, lo que acontece y ha venido sucediendo desde tiempo atrás en el estado es reflejo de una triste realidad nacional: Estados Unidos es una nación en decadencia, cada vez más debilitaba en su estructura moral, más abaratada en su proceder político e insensible a las esperanzas y anhelos de su población.

Hace tiempo que la clase política de Estados Unidos comenzó a deteriorarse y hoy ha llegado al clímax de su deterioro. Ya no gobiernan hombres y mujeres comprometidos con las necesidades de la población sino sirvientes y lacayos de los intereses de grupos y tendencias ideológicas, incluso de las más abyectas y asquerosas.

Pero sí es cierto que Arizona tiene mucho que ver en este aberrante fenómeno social, que cabalga cada vez más libremente por la extensión nacional. Si no nació aquí, si fue en su territorio donde tomó fuerza. Sus personajes teatralmente siniestros como Arpaio y Pearce, se alzan cual heroicos guardianes defensores de los más altos “valores americanos” y políticos de otros estados, evidentemente hundidos en su propia mediocridad, los imitan en sus ideas y sus acciones.

Fue un senador por Arizona, John McCain, quien sacó del anonimato a Sarah Palin al nombrarla su compañera de fórmulas para la vicepresidencia. Ambos perdieron, pero Palin ganó una fama con la que quizás jamás soñó. De esa forma vergonzosa McCain está llegando al fin de su carrera, dejándonos como herencia la personalidad y el accionar siniestro de una caricatura política.

 

©Patricio Sarmiento Reinoso

fuente

 

 

Anuncios

Acerca de Patricio Sarmiento Reinoso

Poeta, escritor, blogger ecuatoriano Ver todas las entradas de Patricio Sarmiento Reinoso

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: